Relató: Creación del universo Tierras del Sur (para el concurso)



  • La realidad del mundo occidental se encuentra muy contaminada, ni siquiera resulta necesario leer un pareado de los versos de la obra de arte "Mad World" de Roland Orzabal, o algún fragmento de Nietzsche para comprobarlo. Los rostros desgastados de la cotidianidad de las masas son claros como la temeraria arena del oasis del desierto Renkil que fluye lentamente por el reloj vaticinando el fin de los tiempos. Me resulta interesante, y por eso es mi obligación, compartir con ustedes cómo algunos se las ingenian para sobrellevar una existencia dentro de todo amena. Permitanme compartir la historia de un joven que creó sus reglas y reinventó su mundo:
    Remontándonos a los primeros años del internet, a los inicios del entrelazado tejido cibernético que nos conecta hoy día, y con una industria en incipiente desarrollo, un joven miraba a través de su ventana mientras conciliaba una tormenta de pensamientos: si la vida que fluía allí fuera era simple y mundana, y la que fluía dentro de él, tenue y oscura; ¿por qué no habría de buscar una más allá? Estaba claro que no era el único, habíamos miles por todos lados.
    El hastío que ha sido parte de su vida, fue su motivación para llevar a cabo su plan, pero carecía de propósito, y con algunos complejos de superioridad jugó a ser Dios, presentándose hacia sus devotos como una deidad del entretenimiento. Basándose en la creación de la madre naturaleza y a imagen y semejanza de todas las facetas de su personalidad, diseñó un universo distinto, con entidades distintas, y de hecho, más divertidas. En primer lugar, sus primeros destellos de luz, iluminando la mano de lo vano, a la vena que fluye por la sangre del vino, hicieron florecer a la humanidad. De su bondad y conexión espiritual, surgieron los elfos. De la hipocresía de su andar y del rencor hacia sus ancestros, aparecieron los elfos oscuros. La jovialidad acompañada de una jarra de cerveza fue proyectada a través de la imagen de los enanos. Y con misma gen y superior intelecto, nacieron los gnomos, haciendo surgir las Tierras del Sur, territorio opuesto al norte al que siempre se le impuso caminar.
    Sin embargo, no existen dioses sin la cultura que los crea, por lo que rápidamente la supervivencia entre facciones, para contemplar y valorar a la más preponderante y a la entidad que los represente, pasó a ser el objetivo primordial en estas vastas tierras: muchos de aquellos seres de orejas largas y cabelleras radiantes, abogaron por fraternizarse con los animales y practicar la magia, por su parte, algunos humanos y elfos oscuros prepararon su entrenamiento para fortalecer sus músculos y poder cargar con hachas y otras armas pesadas como los arcos, que resquebrajarían la carne de cualquier enemigo con el filo de la punta de sus flechas. Los gnomos ocultistas, aprovecharon su sabiduría para dominar y prevalecer en el campo de la hechicería, sometiendo a su beneficio a todo tipo de criaturas nunca antes vistas, con ayuda de la nigromancia y sus maleficios. La economía fue una sección relegada para muchos enanos trabajadores, que eran los más cualificados para trabajos duros y pesados por su gran tenacidad y resistencia. Quienes no se especializaron en ninguna labor dedicaron su vida profundamente al comercio, a la castidad sacerdotal en pos de la comunidad, o a preservar con seguridad la vida y el oro de los habitantes.
    Pasado un tiempo, la realidad obrera y combativa de este nuevo mundo coincidía con esa otra que él tanto aborrecía, monótona y melancólica. Cada día parecía como dar una puñalada al aire o como intentar derribar a los grandes dragones rojos con una simple daga.
    En tanto él crecía junto a su mundo, descubrió que el sentido de la vida era justamente buscar dicho propósito, aunque careciera de uno. Crecer matando criaturas, buscando recompensas o simplemente regocijándose en compañía de unos pocos amigos para culminar volviendo a casa del sacerdote cuando uno se enfadaba ya no era un futuro que se veía con anhelo, por lo tanto, debería hacer algo para motivar a sus pobladores en la búsqueda de su destino. La única solución era redireccionar el sesgo, hasta el momento unidireccional, y llevar las agujas de la brújula del mundo a un punto aún más austral. Muchos factores fueron puestos en juego para completar dicho propósito y poder albergar todas las planificaciones de un futuro alterado, pero realmente próspero. La gente notó cantidades de compasiones en las invasiones de innovaciones que fueron llegando a todas sus naciones, con pasiones mutuas, muchos reclutas pensaron que esos aires de cambios, a los que los mortales solían llamar como "mega-parche", les daría chances para sumirse en esta aventura que aseguraba un nuevo horizonte con nuevas luchas.
    Pronto, no solamente el aspecto del cliente cambió. Se veían muchos más hombres y mujeres preparados para los desafíos que atravesaban los siete mares y sus mazmorras. En los ríos de Nix abundaban los pescadores y todo tipo de trabajadores, en las calles de Ullathorpe la gente se movía apurada como lo hacían los corredores de bolsa antes del crack viviendo el cénit de la economía, en cacería de trueques o negocios fructíferos. Los cazarrecompensas abundaban en aquellos tiempos, persiguiendo como sicarios a aquellos seres inocentes que anhelaban los tesoros de la Isla Esperanza, o a los más valientes que se animaban a combatir el frío y a las temibles bestias heladas del Polo a cambio de un gran botín. Los dioses, cada vez más abrumados por sus incipientes creyentes, brindaban más y más entretenimiento, y en algunos casos debían incluso castigar a aquellos promiscuos hedonistas que se despojaban de sus vestimentas y desenvainaban sus dagas sin cesar frente a alguna dama, escupiendo cualquier suerte de improperios como quién pierde un duelo, y su honor. Para ellos, la prisión los aguardaba como un gélido refugio.
    ¡Cuantos momentos gratos que pasé en aquellos tiempos!
    Nunca podría quitar de mi retina el recuerdo de felicidad en los rostros de aquellos participantes que se consagraban victoriosos en los concursos de hechizos arrojadizos, obteniendo de premio todos los disos que aloja el piso.
    Sin embargo al contarles esto, no quiero que piensen que las cosas siempre fueron de color rosa, hay que recordar que después de todo auge, llega la depresión. Hace pocos años un estímulo externo atacó e invadió el mercado, relegando a los sectores más vulnerables a una fatídica pobreza, mientras que los acaudalados, como es de esperarse, prosperaron aún más. Los precios se desestabilizaron con brusquedad, y aunque nadie haya escapado en helicóptero esta vez, se generó una gran inflación. El comercio sucumbió, y sumado a una caída en picada del número de vidas activas, el acentuamiento de una crisis fue inminente. Muchos perdieron sus trabajos, sus negocios, otros dedicaron su existencia completamente al asesinato y hurto, esto afectó de lleno a los mineros, que se reportaron cientos de masacres y miles de heridos en cercanías de yacimientos. Y finalmente, unos cuántos perdieron la esperanza. No obstante, la resistencia formada entre los valerosos gladiadores que siguen combatiendo estas guerras hoy día, impide la destrucción del mundo, aunque la mayoría vive con la incertidumbre de algún día presenciar un reinicio, la explosión del cosmos, creando una especie de Big Bang, que de lugar a un nuevo universo, y por ende, a nuevas aventuras, al costo de perderlo todo. Especuladores y presuntuosos adivinos ponen fecha al fin de los tiempos, el pueblo grita y corre, pero la salvación en busca de nuevas tierras está todavía latente, y como en sus inicios, el futuro es incierto, pero el destino del mundo se encuentra en la palma de sus manos…

    Si llegaron hasta acá espero que les haya gustado, es mi primer aporte en esta sección.


  • Game Master Direccion del Foro

    Me gustó muchísimo tu relato. Maravilloso como empieza en la red, Nietzsche, y enlaza la historia en la creación de las razas, el orígen de las mismas, su función y el funcionamiento de Tierras del Sur llevándonos a los problemas actuales. Gracias por compartirla, espero que todos se tomen un minuto para leerla, muy original y creativa. Felicitaciones



  • Gracias por el aporte y gracias por las ganas. Se nota tu esfuerzo en las letras.
    Muy buen relato, cambiaría unas cositas a mi gusto, pero está hermoso, como algunas de las cosas que dijo Irina.
    Saludos


Log in to reply