Relatos de Rol ¨ZENICK¨



  • ¨Apúrese con ese yacimiento, inservibles pigmeos ¨se escuchaban en esos pasillos angostos y tenebrosos.
    el grito de orden de los elfos que dominaban la nigromancia hacían temblar los toscos brazos de los mineros. minando.jpg

    El oro en las tierras Argentum es un símbolo de poder, de supremacía y de lujuria. ¿Quién no quisiera relucir sus armaduras ante la plebe en las grandes ciudades? ¿Que dama se resiste ante semejante lujuria?
    Ni siquiera los elfos y gnomos quedan exentos de caer en la tentación de algo tan superfluo como esa piedra pura y brillosa. Se rumorea, que cuando el primer destello de sol cae sobre las tierras, manadas de valientes se adentran en Verill con el sueño de volver con sus espaldas encorvadas de tanto oro. yendo a minas.jpg

    Los enanos, que siempre reciben su tajada, avientan su pico contra las duras piedras, mientras los Nigromantes protegen las entradas de los pasillos angostos.vigilando entrada.jpg

    ¨Capitán, se acerca una horda de bandoleros¨ Gritaba un hábil cazador, que apenas asomaba su cabeza entre las oscuras piedras.
    En ese instante, el piso se cubrió de sudor de los mineros, pero no de fatiga, sino de miedo. mineros asustados.jpg

    Gnomos, Elfos, Humanos, ya no importaba. todos alzaron sus armas, ajustaban sus cascos y rezaban como si fuese la última vez que verían la luz.
    La espesa sangre de los humanos enturbecian los pantanos de verill.pelea entrada.jpg

    ¨Jarox, llévale ese amuleto a mi esposa, dile que la amo¨ tartamudeaba un enano a su compañero. ¨Cállate sonso, volverás a ver a tus hijos¨, decía Frolich a su compañero de manera no muy convencida. Todos seguían instrucciones de extraer hasta el último rincón de material áurico mientras los demás valientes luchaban.
    Los oscuros pasillos se iluminaban con nigromancia a medida que los Elfos pasaban al plano etéreo, Las dagas ya no tenían filo, pero la codicia no distinguía de raza ni fe.3 elfos peleando.jpg

    La esperanza de los enanos de regresar con vida se apagaba poco a poco como una candela añeja dejada a la intemperie. El olor a sangre de elfo que provenía de la entrada de las minas era tan penetrante que hacía lagrimear hasta al más sólido pigmeo.

    ¨¿Oíste eso?¨La mirada cómplice entre la dupla de mineros que había quedado más alejada del grupo de enanos vino acompañado de un silencio.
    ¨Cállate, no es nada¨ Dijo su compañero Frolich, no muy convencido.
    Nada les importaba a estos gruñones de baja estatura. Su gruesa piel estaba muy curtida con castigos como para que los penetre el miedo.
    En ese instante, El ruido de una Daga siendo desenvainada se escuchó muy próximo al campamento.
    Jarox. inflo su pecho, agrueso su voz y entono ¨¿Quién anda ahí?¨¨Ve a avisarle a los demás mineros¨. Los cortos pies del cobarde frolich se afirmaban sobre el terreno a toda prisa. frolich corriendo.jpg
    Jarox se quitó el casco para oír con claridad. Achino su mirada como un búho la oscuridad, estaba demasiado confiado de que el miedo no le estaba jugando una mala pasada. jarox el minero.jpg

    Cuando sus cortas piernas se plegaron para alcanzar la antorcha e iluminar el arcilloso y angosto paredón de ese yacimiento, una sombra petisa indistinguible correteaba entre los montículos rocosos. ¨Muéstrate, cobarde¨, grito el diminuto y tembloroso Jarox.
    Antes de que pueda pestañear, una figura de una dama liliputiense se abalanzo sobre El.
    La cabeza del enano rodo como una manzana. Las moscas no demoraron en beber de su sangre y Los murciélagos desfilaban por los angostos pasillos.
    Cuando frolich volvió para seguir con su tarea, se desplomo desconsolado al ver el cadáver de su compañero.
    petrificado, solo pudo ver como a lo lejos la enana huía con un saco lleno que brotaba oro.
    cuando pudo reponer su figura, se acercó al cuerpo de su compañero, en su vientre posaba una carta escrita con sangre.
    ¨Jamás tuve la habilidad para empuñar un pico, el filo es mucho menos agotador de usar. Ni siquiera sueñes atraparme, Dios me bendijo con la agilidad de una mantis, la inteligencia de un ely y la fuerza de un ogro¨
    Al pie de la carta, un beso marcado con sellado con sangre y su seudónimo ¨Zenick¨.
    Frolich Juro eterna venganza. El cuerpo de Jarox yacía sobre el musculoso muslo de su amigo.
    ¨Qué descanses, Camarada¨.

    Ya sea por algún pescador contando la historia a su hijo en el muelle de nix, o por algún borracho contando una historia en el mesón hostigado, Todos conocían la historia de aquella dama que se dedicaba a robar a distraídos en los yacimientos. Las malas lenguas dicen que lleva profanada una cifra en minerales de oro que no entraría en el bolsillo de ningún rey.el meson.jpg

    Si alguna vez la ven merodeando en los oscuros pasillos de las minas. Ten mucho cuidado y no andes distraído. zenick 2.jpg
    Espero que les haya gustado! Tengo muchas mas historias en Mente!



  • Disculpen los saltos de lineas inadecuados, soy nuevo en esto!



  • Muy bueno loco, te felicito!
    Me gustaría leer más!


  • MOD

    Me encanto! Seguí esta historia que queremos venganza!!


Log in to reply