Escapando al destino [Vos elegis]


  • 👑 Ejército Real 👑

    La historia que van a leer a continuación la eligen ustedes, cada elección lleva al protagonista a un diferente final, espero que lo disfruten. Elijan con sabiduría y precaución.

    Escapando al destino

    Estaba de camino a Nix, mi hogar, luego de haber trabajado una larga jornada en las minas de hierro ubicadas a pocos kilómetros de la ciudad.
    Estaba anocheciendo y a pesar de los faroles, la ciudad se tornaba sombría. Era una noche tranquila, se podían vislumbrar las estrellas y el sonido de los grillos a mi alrededor. Aliviado, llegue a mi casa con unas ganas excesivas de poner mi cabeza en la almohada y dejar fluir la imaginación a través de los sueños.
    Me dirijo a la puerta y antes de abrirla, sale de los matorrales un mal viviente que arremete contra mi rápidamente y me golpea la cabeza con una especie de garrote.
    ELIJA EL DESTINO DEL PERSONAJE


    Ciudad oscura

    ! Intento abrir mis adoloridos ojos producto del golpe, tenia la visión borrosa hasta que lentamente se normalizaba y pronto note que me encontraba en un asqueroso calabozo, el olor era putrefacto, estaba todo húmedo, tanto las paredes como el suelo, la cama era un pedazo de piedra y el baño, para mi pesar, solo existía en mi imaginación.
    No paraba de preguntarme que hacia en este lugar y porqué me habían traído. Después de varias horas entran dos soldados, eran soldados de la oscuridad, los pude reconocer por su uniforme, en ese momento supe que estaba muy lejos de casa, en la ciudad oscura. Irrumpieron en mi celda y me arrastraron fuera, no ofrecí ninguna resistencia, porque mi cuerpo estaba tan cansado, con tan poca energía que no podía oponerme.
    Me llevaron hacia una sala y me dejaron ahí, me gritaron que esperara a que venga el jefe de la Legión y que si intentaba algo estúpido me cortarían el cuello sin dudarlo y se retiraron.
    La sala estaba ordenada y cuidada, las paredes pintadas de blanco y el piso de madera. Alcanzo a ver en la pared unas espadas y un hacha gigante. En ese momento y a pesar de mi cansancio, me decidí a escapar aunque me cueste la vida.
    ELIJA EL ARMA DEL PROTAGONISTA

    A - Una Espada
    ! >! Agarre una de las espadas que estaban en la pared y espere a que entren los soldados para derramar la mayor cantidad de sangre posible. Me posicione detrás de la puerta y cuando entran los soldados, los atravesé con mi espada, es ahí cuando agradecí los años que pase como guerrero de la Armada.
    Rápidamente me moví por la ciudad para encontrar una salida, pero era inútil, no conocía esta ciudad y cada vez encontraba mas soldados. En un momento escuche un grito, me habían descubierto y me veía corriendo por mi vida, perseguido por una decena de soldados embravecidos sedientos de maldad.
    Llego hasta el muelle de la ciudad y estaba arrinconado.
    ELIJA EL DESTINO DEL PROTAGONISTA

    1 - Sube al barco
    ! >! Entonces no me quedo otra alternativa que subirme a un barco que estaba a punto de zarpar y esconderme ahí. Subí al barco sin ser visto y salte dentro de un cajón que contenía manzanas. Al paso de varias horas salí para asegurar mi posición y me encuentro con el barco en medio del mar, enseguida los tripulantes se percataron de que era un infiltrado y me atan de pies y manos.
    Estaba atado, cansado, molesto y lejos de mi hogar, mi único deseo era que todo esto terminara de una vez por todas.
    Estuve a punto de hacer que me maten, para terminar con esta agonía, pero el barco llego a puerto, estaban en Arghal. El barco estaba repleto de todo tipo de armamento, desde escudos, cascos, armaduras hasta espadas, variedad de hachas y lanzas. Es ahí cuando me di cuenta lo que estaba planeando la Legión desde un principio. Ellos querían atacar Banderbill desde Arghal sin previo aviso y derrotar a la Armada de una vez por todas.
    Estaba claro que no iba a permitirlo, así que espere el momento indicado y me escabullí del barco para dirigirme a Banderbill y avisarle a las tropas.
    Llego a la ciudad pero era demasiado tarde, Banderbill ardía en llamas, estaban las murallas destrozadas y la muerte azotaba la ciudad. Había llegado tarde, la Legión era dueña de estas tierras y la oscuridad iba a reinar. Con lagrimas en lo ojos y enceguecido por la rabia, agarre la espada de un soldado caído y me dirijo hacia los malditos guerreros oscuros. Logre matar a varios, pero cada vez había mas y mas, hasta que me arrinconaron y hundieron sus espadas en mi cuerpo, ya no sentía ningún dolor, solo la pena de saber que estas tierras, mis tierras, iban a quedar envueltas en tinieblas por siempre.
    FIN
    !
    2 - Entra a un portal
    ! >! En mi desesperación encuentro un portal errante en el muelle. Había escuchado hablar de estos portales antes, decían que los creadores eran magos con un nivel de poder gigantesco que crean esta clase de atajos a cambio de objetos místico o cantidades exorbitantes de oro.
    No tenia otra alternativa, de todos modos me iban a matar los soldados. Sin pensarlo, me arroje al portal y aparecí en el desierto, debía moverme rápido para que los guardias no me sigan y encuentren
    Viaje varios kilómetros y estaba empezando a sentir los efectos de la deshidratación. De repente se formo una poderosa tormenta de arena, no podía ver nada y la arena me golpeaba con vigor, sin embargo tenia que huir porque de lo contrario estaría en problemas. Entonces me escabullí por las dunas, me deje caer, me cubrí con una manta que llevaba puesta y espere.
    Pasado un tiempo emergí de la arena y la tormenta había cesado, estaba muy cansado pero debía seguir porque mis captores podrían estar cerca buscándome.
    Luego de haber recorrido una gran distancia, el calor abrasador del desierto me estaba venciendo, ya sea por la falta de agua, el ardor en mi piel o la fatiga. Para mi suerte veo un oasis en el horizonte y me dirijo hacia él con rapidez. Era hermoso, no podía creer que algo así se pueda encontrar en el medio del desierto, tenia un pequeño lago, varias palmeras, arboles y arbustos. Para mi pesar, era solo mi imaginación porque me encontraba tirado en la ardiente arena del desierto esperando mi muerte. Haber tomado el portal no fue una de mis mejores decisiones después de todo.
    FIN
    !
    3 - Agarra el arma de un guardia y se rebela.
    ! >! Era mi fin, no tenia escapatoria. La única salida era luchar, así que agarre el cuchillo de un pescador y empezó la batalla, eran muchos pero mi valor era inquebrantable. Me deshice de los veinte soldados que me perseguían y sabia que iban a venir mas. Rápidamente me dirijo hacia un bote de remos y comienzo a remar lo mas rápido posible hasta llegar a tierra, sabia que eran unos cuantos kilómetros por ese motivo me apresure.
    Llegue a tierra y estaba seguro debía dirigirme al sur para encontrar mi hogar. Estaba a salvo y mas allá del cansancio feroz y la falta de alimento me sentía aliviado por haber podido escapar con vida, no muchos de los prisioneros capturados por la Legión tienen mi suerte. Sea cosa del destino o pura casualidad voy a enlistarme de nuevo a la armada para luchar contra esos malditos y no parar hasta ver su derrota y exterminarlos de la faz de este hermoso continente.
    FIN
    !
    B - Un Hacha
    ! >! Entonces tome esa enorme hacha y me dispuse a utilizarla. Entraron los soldados a la sala y me abalance hacia ellos, estaba muy cansado y el hacha era demasiado pesada. A pesar de la adversidad, logre abatir a dos de ellos pero el otro hunde su espada en mi pierna y me arrebato el arma. Quede tendido en el suelo mientras llegaban otros soldados y me propinan una paliza que de solo recordarla me retuerce las entrañas. Cuando terminaron de atacarme, me arrastraron de nuevo a la celda y ahí me desmaye.
    Al recobrar el conocimiento veo que la puerta de la celda estaba abierta, tal vez pensaron que después de la paliza que me dieron no podría ni moverme, y en parte era cierto, pero saco fuerzas donde no había y me escurro por los pasillos de la prisión para ponerme a salvo.
    No podía mas con el dolor, pero mas doloroso seria morir a manos de estas basuras que se alimentan del sufrimiento y lo único que quieren es destruir estas tierras.
    Luego de un tiempo puedo llegar al puerto sin ser visto y necesito huir con urgencia.
    ELIJA EL DESTINO DEL PROTAGONISTA
    !
    1 - Sube a un barco
    ! >! Al final del muelle logro divisar un pequeño barco pesquero, me dirijo hacia él y había dos tripulantes. Que debía hacer? Matarlos? De todos modos vivían en la ciudad oscura, seguro eran bandidos o asesinos. Deje a un lado los prejuicio y les pregunte si podían llevarme hacia las tierras mas cercanas. Ellos me comentaron que no podían salir muy lejos por que serian derribados, ellos también eran esclavos, capturados y obligados a trabajar para la Legión en condiciones precarias. Debía tomar una decisión urgente.
    Pese a que tal vez moriríamos no había otra alternativa mas que intentar huir, ellos insistieron en acompañarme y zarpamos. De pronto sonaron los cuernos, se habían dado cuenta de nuestro escape. Nos llovían una gran cantidad de flechas, que termino por matar a los dos tripulantes del barco, para evitar las flechas me escondí debajo de los cadáveres y seguí camino con el barco para alejarme de la distancia de las flechas.
    Estaba a salvo en la bahía y solo había recibido un flechazo en el brazo. Aliviado llegue a ver de lejos la entrada de mi hogar, Nix, pero comencé a marearme y de pronto, me desplome, no podía moverme y me dolía todo el cuerpo. No entendía que me pasaba y después me di cuenta que las flechas habían sido envenenadas. Estaba tan cerca pero tan lejos de mi hogar, de la salvación. Se cerraron mis ojos.
    Para mi fortuna retome la conciencia y me encontraba en una cabaña a las afueras de Nix, era un cazador que me había encontrado y me estaba curando. Al tiempo ya estaba con las energías cargadas y pude volver a mi hogar agradecido con el cazador por estar en el momento oportuno y haberme salvado la vida.
    FIN
    !
    2 - Entra a un portal
    ! >! Estaba en el muelle pero no tenia escapatoria alguna, estaba muy lastimado para agarrar un bote de remos. Estaba perdido aparentemente. Pero algo misterioso pasaba al final del muelle, veía una luz extraña que emanaba de la esquina, era uno de esos portales místicos que se forman de vez en cuando y que nadie pudo descifrar hacia donde conducen. No tenia muchas alternativas, era morir, seguir como un prisionero en esta apestosa ciudad o meterme al portal. No lo dude y me dirigí hacia lo desconocido.
    Una luz blanca extremadamente poderosa me quito la visión y un mareo se apodero de mi. Poco a poco logre retomar la vista que se aclaraba lentamente. En donde estaba? era un misterio, solo savia que era una selva, mas allá de eso estaba completamente perdido. Parecía una selva tropical, era todo muy verde, con muchos arboles enormes y el clima era agradable.
    Camine en busca de agua y cuando la encontré, construí un refugio y encendí una fogata.
    No savia si algún día volvería a mi hogar pero debía intentarlo.
    Pasaron tres años de supervivencia en el bosque hasta que, en una de mis cacerías en busca de comida, encontré un sendero, me quede fijamente mirándolo por un momento y volví de nuevo a la selva. Después de todo luego de tres años no había nada para mi en la ciudad.
    FIN
    !
    3 - No huye y regresa
    ! >! Estaba en el muelle y lo único en lo que pensaba era escapar, pero ese deseo se fue diluyendo a medida que me daba cuenta que no tenia ninguna posibilidad. Entonces me decidí a hacer lo que nadie había podido, llegar hasta el demonio y acabar con su existencia.
    Reuní fuerzas, encontré una espada y entre de incógnito al castillo del demonio. Matando sigilosamente a varios soldados, me encuentro a unos pasos de encontrarme con él, que se encontraba en la siguiente habitación.
    La puerta estaba cerrada por lo que tuve que abrirla con la fuerza de una poderosa patada y ahí estaba!, era el mismísimo demonio, me dirijo hacia él corriendo y empuñando mi espada para matarlo, sin palabrerio. Me sorprendió que no se alterara por mi interrupción, pero eso no me detuvo y lo golpeé con mi espada, para mi sorpresa, la espada se rompe en miles de pedazos y el demonio estallo en risa. Enojado, el engendro, me levanto del cuello con su enorme y peluda mano y ahí supe que la idea de regresar solo y tratar de acabar con el demonio fue algo estúpido, absurdo. Y ahí estaba yo retorciéndome de dolor en manos del mismísimo líder y creador del mal y la oscuridad. Para mi infortunio no me mato rápidamente, sino que me hizo sufrir, quemándome los ojos y arrancándome la piel, mientras él disfrutaba.
    FIN
    !
    C - Ninguna
    ! >! Pensé en agarrar alguna de las armas que estaban en la sala pero no lo hice, hubiera sido una decisión tonta con tantos guardias en la ciudad, por lo tanto decidí esperar el momento oportuno para huir.
    Entraron los guardias con el jefe de la Legión y me dicen (con un tono agresivo) que debía brindarles información sobre la Armada, para así tomar la ciudad de Ullathorpe por la fuerza o me torturarían hasta la muerte. Ellos, indudablemente, sabían quien era.
    Aquí tengo que contarles parte de mi pasado. Hace años yo era miembro de un selectivo grupo de soldados de élite de la Armada Real. Eramos enviados a las misiones mas difíciles. Pero por una misión que salio mal, con la muerte de mis compañeros decidí retirarme y vivir una vida tranquila en Nix.
    Le respondí al Jefe de la Legión que iba a colaborar con todo lo que me pidieran, pero que debían asegurar mi seguridad. No podía pensar el otra alternativa, tenia que decirles lo que querían escuchar para que no me maten y poder encontrar el momento oportuno para escapar.
    A la mañana siguiente nos dirigimos al muelle de la ciudad para embarcarnos camino a Ullathorpe.
    ELIJA EL DESTINO DEL PROTAGONISTA
    !
    1 - Sube al barco
    ! >! Era de mañana, estábamos viajando hacia Ullathorpe, y me gastaba las ideas pensando en una forma para evitar que se salgan con la suya. El barco había llegado a la costa e iba a pasar la noche en él, para luego, a la mañana, salir a invadir la ciudad. Debía escaparme a toda costa para avisarle a la Armada y así puedan contraatacar, de lo contrario seria una masacre.
    Entonces salí cuidadosamente de mi habitación, donde también dormían soldados y me dirijo hacia los botes de remo, me subí en uno y cuando lo estaba bajando se me suelta el amarre de una soga y caigo ruidosamente al agua, empece a remar mientras que los tripulantes veían como escapaba y luego comenzó una lluvia de flechas.
    Con un flechazo clavado en el brazo y otro en la espalda llegue a tierra y me dirijo corriendo hacia la ciudad para avisarle a la armada. Cuando llego nadie me tomaba en serio ni quería escucharme, salvo un soldado que me llevo con el comandante que escucho la historia e inmediatamente toma cartas en el asunto. Puso a todos los soldados en sus puestos de batalla y esperaron al enemigo. Al paso del tiempo, los enemigos no venían y comenzaba a impacientarme, todos me estaban tomando por loco y mentiroso. El jefe enfurecido me metió en una celda por engaño y falsedad.
    La semana siguiente llego el ejercito de la Legión y destrozo la ciudad quemando casas y matando a todos los soldados. Por mi parte, pase de ser prisionero de la armada a ser prisionero de la Legión.
    FIN
    !
    2 - Entra a un portal
    ! >! Ya era de mañana y debíamos emprender el viaje. Algo tenia que hacer para escapar. Hasta que veo un resplandor extraño en la esquina del muelle, era una luz celeste resplandeciente, se trataba de un portal. Decían que esos portales eran peligrosos porque pueden dejarte en cualquier lugar del mundo, tanto en el medio del océano plagado de tiburones, como en la montaña mas alta. Pero, a estas alturas, no me importaba nada, solo quería escapar y la única opción era sumergirme en el azar de esa hermosa luz resplandeciente, entonces, me lanzo hacia él.
    Despierto despavorido, confundido y me caigo. Estaba en el desierto y debía moverme rápido para que los guardias no me sigan y encuentren
    Viaje varios kilómetros y estaba empezando a sentir los efectos de la deshidratación. De repente se formo una poderosa tormenta de arena, no podía ver nada y la arena me golpeaba con vigor, sin embargo tenia que huir porque de lo contrario estaría en problemas. Entonces me escabullí por las dunas, me deje caer, me cubrí con una capa que llevaba puesta y espere.
    Pasado un tiempo emergí de la arena y la tormenta había pasado, estaba muy cansado pero debía escapar porque mis captores podrían estar cerca buscándome.
    Luego de viajar una enorme distancia, el calor abrasador del desierto me estaba venciendo ya sea por la falta de agua, el ardor en mi piel o la fatiga. Para mi suerte veo un oasis en el horizonte y me dirijo hacia el con rapidez. Era hermoso, no podía creer que algo así se pueda encontrar en el medio del desierto, tenia un pequeño lago, varias palmeras, arboles y arbustos. Para mi pesar, era solo mi imaginación porque me encontraba tirado en la ardiente arena del desierto esperando mi muerte. Haber tomado el portal no fue una de mis mejores decisiones después de todo.
    FIN
    !
    3 - Agarra un arma y se rebela.
    ! >! Era de mañana y nos encontrábamos en el muelle, todos estaban ocupados con los preparativos de viaje. En un momento note que los soldados estaban distraídos, entonces me dirijo dentro del barco, robe una espada y empece a matarlos uno por uno silenciosamente. Asesine una decena de soldados, hasta que se dieron cuenta y a los gritos empezaron a venir hacia mi, los lleve hacia un pasillo angosto para que no se note la diferencia numérica en su favor, no me arrinconaran y poder tener alguna esperanza de triunfo.
    Había matado tantos que ya no tenia noción, mis manos ensangrentadas al igual que mi rostro pedían un descanso, estaba tan exhausto y mareado que no iba a aguantar a nadie mas, para mi suerte ya no venia ningún soldado, los había matado a todos. Me dirijo por fuera del pasillo y poder irme de una vez por todas, pero repentinamente sale de la nada el jefe de la Legión, clavándome su espada en el pecho. Escupiendo sangre y con mi ultima fuerza le clavo mi espada en el estomago, luego caemos los dos, retorcidos por la agonía del dolor.
    Estaba aliviado de que todo haya terminado al fin, pero afligido por no volver a ver de nuevo las majestuosidades que este mundo tiene para ofrecerme. Y entre lagrimas y dolor me despido de este mundo para siempre, con el alivio de haber liberado parte del mal que azota a estas tierras.
    FIN


    Banderbill

    ! Cuando despierte, adolorido por el golpe que me propino esa desagradable persona, me encuentro en la cama de un dormitorio, al mirar por la ventana note que estaba en la ciudad de Banderbill, reconozco esos hermosos caminos de piedra, el silbar de los pájaros y la tranquilidad en las calles.
    Pero, que hago en esta ciudad?. Me levante y me dirijo a la sala donde se encontraba un anciano, se me hacia familiar, me acerque a él y quede impactado, era el Rey de Banderbill en persona.
    Aquí es donde tengo que contarles una parte de mi pasado, antes de trabajar en las minas, era miembro de la Armada, integraba un selecto grupo de soldados de élite. Eramos cinco guerreros que eran enviados a las misiones mas difíciles contra el imperio de la oscuridad. Un buen día, nos dirigíamos a Arghal para llevar a cabo una misión que aparentaba ser sencilla.
    Llegamos a la ciudad en busca de un Legionario muy peligroso que andaba asesinando ciudadanos inocentes. Cuando de improviso, fuimos emboscados por un batallón de bandidos procedentes de la Legión Oscura. Mis compañeros murieron impunemente y yo logre escapar a duras penas. Desde ese momento entregue mi armadura al Rey y renuncie a la Armada. Luego me mude lo mas lejos que pude del pasado, elegí Nix como mi hogar y ahí comencé a ganarme la vida dignamente en las minas de hierro.
    Le pregunte porque estaba aquí y me respondió que me quería de vuelta al mando de la armada. Enojado le digo que no era necesario enviar matones a golpearme y arrastrarme hasta este lugar, a lo que me respondió que era necesario, ya que jamas hubiera aceptado venir si no fuera en contra de mi voluntad y tenia razón.
    El rey me brindo un simple pedido (mas que un pedido me sonó a una obligación), que dirija a su ejercito hacia la guerra contra la Legión que esta tomando la ciudad de Ullathorpe y estaba generando un baño de sangre. Con lagrimas en los ojos, me repetía que era el único que podía guiarlos, porque la calidad de los soldados estaba en decaimiento y no había grandes lideres para llevar a cabo una guerra de tal magnitud.
    Note que era un tema serio y tenia que aportar algo de mi para restaurar el orden en estas tierras. De lo contrario, si la Legión se salia con la suya no podría perdonármelo nunca. Por lo tanto acepte su petición.
    El Rey no podía ocultar su emoción y me muestra las dos mejores armas del reino para que eligiese y las usara a la batalla. La primera era una espada gloriosa, podía ver mi reflejo en ella, era liviana y su movimiento era suave. La segunda era un hacha monumental, forjada por el mejor herrero que supo existir en estas tierras, era enorme y a pesar de su tamaño era bastante liviana y manejable
    ELIJA EL ARMA DEL PROTAGONISTA
    !
    A - La Espada
    ! >! Al ver esa hermosa espada me decido a tomarla y llevarla a la batalla, pero antes debía entrenar a mis soldados.
    Los soldados se veían flojos y debilitados, todo lo contrario a mis tiempos donde eramos guerreros feroces con hambre de gloria. Tenia mucho trabajo por delante.
    Luego de meses de entrenamiento y haber fortalecido al ejercito con tácticas y técnicas nos dirigimos hacia Ullathorpe para poner orden a esa pobre ciudad donde reina el caos y la destrucción.
    ELIJA EL DESTINO DEL PROTAGONISTA
    !
    1 - Entran por el frente
    ! >! Mi táctica nunca fue esconderme del peligro, por lo tanto nos dirigimos de frente hacia la ciudad y atacar como verdaderos soldados.
    Derribamos la puerta de la ciudad y no había rastros de la Legión, era extraño, estaba todo deteriorado y destrozado, pero parecía que se habían ido. De repente sale de las sombras, como siempre, el ejercito de la Legión, y empieza la batalla. Entre muertes amigas y enemigas, me encuentro con el comandante de la Legión, Maximus Grol y comenzamos un duelo a muerte. Su técnica era formidable y tenia una espada impresionante, era enorme, gigantesca y cada vez que chocábamos espadas sentía el peso y el poder en cada impacto.
    Estábamos ganando la guerra y estábamos quedándonos con la ciudad, pero debía derrotar al comandante. La ayuda venia en camino, solo debía aguantar. Sin embargo el apoyo llego demasiado tarde porque no pude evadir su larga espada y me hizo un profundo corte en el costado del cuerpo. Empapado en sangre me desplome mientras llegaban los soldados a acabar con la vida del comandante. Para mi fortuna habíamos retomado la ciudad y retornado la tranquilidad a las personas que habían sido tomadas como esclavos. Por desgracia para mi, el tiempo en este mundo estaba cercano a acabar.
    FIN
    !
    2 - Entran por sorpresa
    ! >! Estuve mucho tiempo pensando la táctica ideal para entrar a la ciudad y tener todas las de ganar. Después de todo ese tiempo, decidí que la mejor opción era entrar por la noche y agarrarlos por sorpresa, pero para eso no podía ir todo el ejercito sino que seleccione a los mejores soldados y con ellos nos dirigimos a la batalla silenciosa.
    Entramos sin ser visto por un pasaje secreto que conocía y finalmente estábamos en la ciudad. Como supuse, no había muchos Legionarios, solo aquellos que estaban vigilando.
    Matamos uno por uno a los vigilantes y ahora empezaba la masacre, debíamos entrar a sus recamaras y aprovechar que estaban desarmados para liquidarlos. Y así fue, los matamos a todos, la misión había sido un éxito, la ciudad podía volver a la normalidad.
    Pero de repente sale un flechazo que roza mi oreja izquierda y atraviesa la cabeza de uno de mis diez mejores soldados. Era el Jefe de la Legión, Maximus Grol, que se rehusaba a entregarse con vida.
    Sabia que él era un experto en combate, manejaba a la perfección la espada y tenia una puntería formidable con el arco. Usando el arco de manera formidable, mata a tres mas de mis hombres, quedábamos seis contra uno, no podíamos perder, pero él era muy bueno. De a poco va matando a mas de mis hombre con movimientos perfectos y una rapidez que aterraba, hasta que quedamos nosotros dos solos. Sabia que no podría ganarle con un duelo limpio, entonces le arrojo mi espada y me abalance hacia él como una fiera sobre su presa, ahí comencé una pelea a puños, este si era mi terreno, era especialista en combate sin armas por lo que me daba la delantera.
    Lo tenia derrotado, en el piso, ensangrentado, pidiendo por su vida, entonces me arrodillo sobre él para acabarlo con un par de golpes cuando de repente saca un pequeño puñal y me lo clava en el estomago, ahí es cuando desate mi ira, me retiro el puñal del abdomen y lo atravieso repetidamente en el cuello.
    Ya había terminado la batalla, estaba herido pero iba a sobrevivir. En cuanto a Ullathorpe, pronto se repondrá del daño y volverá a ser la ciudad que siempre fue, llena de vendedores y oportunidades.
    FIN
    !
    3 - Entran por un túnel
    ! >! Se aproximaba la batalla por el reinado de Ullathorpe, la ciudad centro de estas tierras. Si la Legión se queda con esta ciudad estaríamos perdidos a largo plazo y la armada, como también todo el reino, quedaría en las penumbras.
    No había margen para el error y si confrontábamos con la Legión de frente, podríamos perder y esa no era una opción. Por lo tanto decidí crear una operación sin precedentes, crear un túnel subterráneo hasta el centro de la ciudad. Era un plan ambicioso pero de lograrlo, tendríamos la victoria asegurada.
    Luego de semanas creando el túnel, estábamos debajo de Ullathorpe y lo único que debíamos hacer era ascender a la superficie y ahí atacarlos a sangre fría. Elegimos esa misma noche para llevar a cabo la hazaña. Nos colocamos todos en posición y estábamos en la ciudad, entramos de incógnito mientras dormían y los asesinamos como ellos asesinaron a tantos inocentes al tomar esta pacifica ciudad.
    Habíamos obtenido una victoria rotunda y con mi espada ensangrentada apuntando al cielo pude gritar que Ullathorpe era de nuevo una ciudad libre.
    FIN
    !
    B - El Hacha
    ! >! Al ver la espada se me hace irresistible elegirla, pero el hacha es un arma formidable y a pesar de que no soy el de antes, voy a poder causar un mayor daño. Entonces elijo el hacha y espero las ordenes del Rey para la batalla.
    Después de estar meses preparando a los soldados con un entrenamiento riguroso, era la hora de dirigirnos hacia la batalla. Es en este momento donde tenia que pensar muy bien de que manera íbamos a irrumpir en la ciudad de Ullathorpe.
    ELIJA EL DESTINO DEL PROTAGONISTA
    !
    1 - Entran por el frente
    ! >! Mi táctica nunca fue esconderme del peligro, por lo tanto nos dirigimos de frente hacia la ciudad y atacar como verdaderos soldados.
    Derribamos la puerta de la ciudad y no había rastros de la Legión, era extraño, estaba todo quemado, roto y destrozado pero parecía que habían dejado la ciudad. De repente sale de las sombras, como siempre, el ejercito de la Legión y empieza la batalla. Entre muertes de los dos bandos, me encuentro con el comandante de la Legión, Maximus Grol y comenzamos un duelo a muerte. Su técnica era formidable y tenia una espada impresionante, era enorme, gigantesca y cada vez que chocábamos armas, sentía el peso y el poder de sus golpes.
    Estábamos ganando la guerra y estábamos quedándonos con la ciudad, pero debía derrotar al comandante. La ayuda venia en camino, solo debía aguantar. Sin embargo lo único que quería era la gloria y con todas mis fuerzas lo embisto con mi enorme hacha y fue tanta la fuerza que quiebro su espada, cortandole el estomago en el recorrido. Se podía sentir su dolor y como se retorcía con todas las vísceras saliendo de la enorme herida. Deje que se retuerza hasta la muerte porque era lo mínimo que se merecía una sabandija como esa que asesino a quien sabe cuantos ciudadanos inocentes.
    Me saque el casco y pude oler como la ciudad se desintoxicaba de oscuridad y volvía la ley y el orden a Ullathorpe.
    FIN
    !
    2 - Entran por sorpresa
    ! >! Tenia que elaborar una táctica especial para ganar esta batalla, porque no podíamos perder. Viaje al Bosque Elfico, donde habitan las criaturas mas diabólicas y engañosas del reino en busca del mago mas poderoso. La idea era crear un portal que nos de acceso directo a la ciudad.
    El Bosque Elfico es un lugar maléfico, tramposo y confuso, lleno de criaturas que pueden eliminar hasta al mas fuerte de los guerreros. Sin embargo. me adentre en la frondosidad de la selva y llegue hasta donde habita el mago. Le propongo la creación del portal y le digo que no puedo ofrecerle grandes cantidades de oro a cambio del favor porque estábamos en guerra.
    El mago acepto crear el portal pero debía entregarle el hacha que el Rey me había dado. Me aseguro que ese hacha era especial, que fue usada por un semidiós y tenia un valor sumamente grande.
    A pesar de que me hubiera gustado conservar el hacha, mi deber era proteger el reino y el portal nos ayudaría enormemente a conseguir una victoria, por tanto, le entrego el hacha.
    El mago había preparado el portal y lo único que debíamos hacer era meternos en él y atacar a los enemigos sin darles tiempo de pensar.
    Esperamos a que oscureciera para llevar a cabo la misión.Esa misma noche nos metimos en el portal y matamos sin piedad a todos los malditos Legionarios y liberamos a los ciudadanos. La ciudad vuelve a la normalidad, pero la Legión nunca se detendrá y siempre estará asechando, esperando la oportunidad para volver a hacer realidad nuestras pesadillas.
    FIN
    !
    3 - Entran por un túnel
    ! >! Mi estrategia era clara, entrar mediante la construcción de un túnel y atacar de improviso, pero indudablemente eso nos llevaría semanas y no teníamos mucho mas tiempo, había gente muriendo, sufriendo y lo menos que podíamos hacer era rescatarlos lo antes posible. Por lo tanto nos decidimos a entrar por las catacumbas de la ciudad de Nix, las catacumbas son lugares extraños creados desde antes que nosotros colonizáramos estas tierras. Muchos han muerto por entrar para investigar, porque las criaturas que habitan ahí son un misterio. Irrumpir por las catacumbas es un riesgo pero seria efectivo, ellos jamas lo se imaginarían y seria una victoria sencilla.
    Entramos a las catacumbas y empezamos nuestro recorrido, se escuchaban sonidos extraños y aterradores. A medida que avanzábamos note que faltaban soldados, indudablemente había algo ahí que nos estaba cazando y no sabíamos que era.
    De repente sale un centenar de arañas gigante y se nos abalanzan clavándonos los colmillos y extrayendo nuestra sangre.
    Entre gritos, llanto, dolor y oscuridad, pude matar a una decena de insectos pero eran demasiados, entonces corrí lo mas que pude para llegar al final, pero una tela de araña impacta contra mi y fue lo ultimo que recordé.
    Entrar por las catacumbas fue la peor elección como comandante, enterré a todo el reino a sufrir en manos de la Legión que seguramente domine todo el continente sembrando terror y miedo en la población, que pasara a ser esclava del demonio.
    FIN



  • Siempre me gustaron éste tipo de textos, la verdad que está muy bueno.
    Aunque quedé un poco embroncado porque hice mi historia 3 veces y morí las 3 Jajajaja
    Igual leí todo y me encantó, un abrazo


  • 👑 Ejército Real 👑

    Gracias Sosa!, un placer que te haya gustado.
    Tal vez fui un poco cruel con el personaje, pero era necesario, ciertas decisiones llevan a caminos mortales.
    Saludos!.



  • _Muy pero muy buen trabajo el que te mandaste, ¡jamás se me hubiera ocurrido!, seguí la idea y el final no fue el mejor 😛

    Seguí escribiendo que tenes muy buena imaginación, ¡saludo!_


  • Game Master

    **Lo leí en el día que lo publicaste pero por alguna razón me olvide de comentar.

    Adoro estos tipos de historias, te felicito porque está genial. La suerte no estuvo de mi lado porque el final no fue nada favorable pero bueno :c
    Sé que últimamente estás posteando acá pero sin dudas espero otro relato similar!
    Saludos!!**


  • 👑 Ejército Real 👑

    ! @Kumelen:
    ! > _Muy pero muy buen trabajo el que te mandaste, ¡jamás se me hubiera ocurrido!, seguí la idea y el final no fue el mejor 😛

    Seguí escribiendo que tenes muy buena imaginación, ¡saludo!_

    Gracias Kumelen!. Si, muchos de los finales no favorecen al pobre protagonista -.-. Podría decirse que hay que tener suerte para que, al el primer intento, el personaje salga ileso, jaja.

    ! @Mel:
    ! > **Lo leí en el día que lo publicaste pero por alguna razón me olvide de comentar.

    Adoro estos tipos de historias, te felicito porque está genial. La suerte no estuvo de mi lado porque el final no fue nada favorable pero bueno :c
    Sé que últimamente estás posteando acá pero sin dudas espero otro relato similar!
    Saludos!!**

    Gracias Mel!. Fue un relato que me llevo bastante tiempo en construirlo, todo tenia que encajar y cada decisión ser decisiva. Tuvo muchas modificaciones hasta llegar al resultado final.


  • 👑 Ejército Real 👑

    Fua re copado, nunca habia leido algo asi con distintos posibles finales, la verdad re entretenido te felicito !


  • 👑 Ejército Real 👑

    @ZhiriuS:

    Fua re copado, nunca habia leido algo asi con distintos posibles finales, la verdad re entretenido te felicito !

    Gracias ZhiriuS, por tomarte un momento para leer el relato y un gusto que te haya entretenido.

    Me encantaría hacer un relato con un formato similar, pero necesito hacerme de tiempo, ya que este tipo de relatos requieren otro tipo de elaboración.

    Saludos!.


Log in to reply