10.000



  • ¡Sentaos aventureros!, no quiero aburrir con los sermones, pero os voy a contar una historia peculiar, mas bien, una historia que me toco ver desde afuera.
    No soy amante de las historias de amor, ¡os sabéis bien!, pero esta.. es algo muy distinto, muy particular. ¿Pensáis que os voy relatar un cuento de hadas verdad?, ¡Puaaaj!, si así es, estáis muy errados.
    Muy bien, Druidas reposar sus mascotas, Magos sacaos los sombreros, Bardos, silenciar sus laúdes, Paladines, Clérigos, Asesinos, Guerreros y Cazadores reposáis sus armas y pongáis atención.

    La vida no es perfecta, valla si lo sabe el caballero Iruwe… que ironía un final así, pasar del blanco al negro, del sueño a la pesadilla, del cielo al infierno... y cuando digo infierno, es infierno.
    Iruwe era un caballero del Rey Gurakud, emperador de las Tierras del Sur en el Siglo VI, era el mejor, mas que un caballero, "el ángel de Banderbill" como solían llamarlo los nobles. Su vida era lo que todo mortal deseaba, reconocimiento, riquezas, amor, lo tenía todo.
    Esa tarde, la recuerdo como el día en que me burle de la cara del Semidios Baliam, valla problema…, Banderbill estallaba de gente, aún tengo esa imagen grabada en mi memoria, era el día en que Iruwe sería nombrado Príncipe de Banderbill, un privilegio que el Rey le otorgaría por las 10.000 almas criminales que otorgó.
    Delante de la corte Real y todo el pueblo, así fue como el ángel de Banderbill fue nombrado Príncipe Caballero del Reino, el honor de los honores para él, y para su esposa, la noble Veisu quien amaba a Iruwe desde la niñez.
    ¿Muy bonito verdad?, aquí es donde apagaré las luces. Concluida la ceremonia, se escucha un disparó en las puertas de la Ciudad, eran ellos, los lecayos del Caos, sabían sobre el acto en Banderbill y no dudaron en preparar una emboscada. Derribaron las puertas y comenzó la defensa de la Ciudad, Iruwe derribaba uno tras otro a los caballeros del Caos, era tanta su destreza que podía derribar un batallón con una mugrosa hacha de bárbaro el solo. Los sanguinarios se vieron indefensos al ver que los nobles los superaban en número y dieron orden de Retirada, pero uno no obedeció, Eonix. Era el Comandante del Concilio de las Sombras, un Guerrero feroz y despiadado que no le temía ni a su mismísimo señor, optó por tomar ventaja de la situación y raptó a Veisu la mujer de Iruwe, y así llevarla al Fuerte oscuro.
    Iruwe comenzó a ayudar a los ciudadanos de Banderbill concluído el ataque, luego se pregunto donde estaba Veisu, pues no se dió cuenta por lo sigiloso y astuto que Eonix fue..
    Comienza a buscarla por todo Banderbill, pero nada, nada de nada. Un recordatorio lo tranquilizó, Veisu debía comprar víveres en ullathorpe, la feria solo duraría 3 días y ese era el último, por lo que pensó que ella había emprendido viaje.
    Pasó ese día, no había rastros de Veisu, Iruwe comenzaba a preocuparse…, decidió por preguntar por la ciudad, pero nadie sabía donde estaba. Pasaban las horas y nada, ya la ignorancia comenzaba a darle miedo.
    Estaba por caer el sol y un Guardia Real se presentó muy agitado delante de Iruwe, -¿qué sucede? Preguntó el ángel, -¡Mi señor!, llegó una carta negra, ¡dirigida a usted!, Iruwe quedó helado, una carta negra. Sin esperar mas la abrió con miedo de tener malas noticias,y no recibió malas, si no pésimas.

    Lunas XIII, Sol XXIII
    Iruwe: Buenas tardes, si buenas pueden ser. sin rodeos, ¿cómo esta tu querida esposa?, ¿me imagino que la estas buscando verdad?, si quieres puedes visitar el fuerte, nos vamos a divertir te lo aseguro, aquí te esperamos. Eonix.

    Tinta de sangre…, Iruwe comenzó a desesperarse, no lo dudo ni un segundo mas y emprendió viaje hacia el Fuerte del Caos, una misión suicida, pero no para el ángel de Banderbill.
    Su cabeza se llenaba de preguntas, temía por Veisu, Eonix es un soldado despiadado que no duda en asesinar, debía apurarse. Su velero comenzaba a aproximarse a las turbias aguas caóticas, el clima era frió y el cielo color oscuro.
    Allí estaba, frente a las puertas del imperio del mal. Tomo aire, cerró sus ojos y derribó las puertas. Comenzó a correr por el camino principal, asesinando a cual guardia se le cruzara, hasta que llegó frente a Eonix.
    -¡Cobarde!, ¡te escondes detrás de una dama!, enfréntame ami, te aseguro que no tardaré mas de 1 minuto en cortarte el cuello, expiró con enojo Iruwe, -Puaaajjj, ¿debo temerle Príncipe de Banderbill?.
    Es verdad, tal vez no pueda vencerte, dijo Eonix, ¡pero si puedo hacer algo similar a matarte!, Eonix alzó su espada de guerra, y perforó el corazón de Veisu. Las lagrimas caían de su rostro, mientras Iruwe caía de rodillas frente a tan cruel acto, no podía luchar, no se podía mover, había perdido al amor de su vida.
    Eonix sabía que era una muerte segura quedarse allí, por lo que no dudo en salir huyendo del lugar.
    Iruwe no puede contener el llanto, está destrozado. -Ya, suficiente, se escuchó, el Demonio se hacía presente frente a él, -Que Eonix aya asesinado a tu esposa hace un equivalente a las 10.000 almas que tú no has robado, dijo seriamente el demonio. Iruwe levanta la cabeza, lo mira con despreció y le dice, -Eres un ser despiadado, y hoy mismo será tu fin, hoy mismo acabaré con cada uno de tus soldados, ¡pero tú!, ¡TÚ SERÁS EL PRIMERO!, Iruwe se pone de pié para atacar al Demonio, y este le dice, -Muy bien, mátame, pero entonces nadie te devolverá a Veisu… Se detiene su ataque, lo mira con ojos brillosos y le dice, -Acaso tú..
    -¡Sí!, exclamó, yo puedo devolverla a la vida, pero ¿estás dispuesto a pagar mi precio?, -Te daré mi vida por la suya, lo que quieras… dijo Iruwe, -No quiero tu vida, quiero tu servicio ángel...
    Quedó pensativo, ¿realmente su desesperación podría hacerle caer tan bajo? -Lo que me pidas, dijo Iruwe. El demonio se sonrió y el dijo, -Quiero lo que para ti vale el alma de Veisu, tráeme 10.000 almas nobles y tendrás lo que quieres.
    Iruwe quedó helado, toda su reputación, su buen nombre, manchado por sangre azul… ¿valía la pena? sí, así lo decidió, -a su servició, contestó.
    Así fue como comenzó, llegó a banderbill con lagrimas en su rostro, asesinando a uno y otro ciudadano, pasaron 666 noches, hasta que Iruwe lo consigió y se hizo presente ante del Demonio.
    -¿Has logrado lo que te pedí?, -Sí, contestó Iruwe en voz baja, el demonio logra ver en su alma las muerte de todos los soldados nobles que Iruwe cargaba. Muy bien, aquí tienes lo acordado, -El demonio alza su brazo y conjura un encantamiento de resurrección, Veisu estaba de vuelta.
    -¡Veisu!, querida, ¡al fin estamos juntos otra vez! exclamó con alegría Iruwe, -En que te haz transformado…, responde Veisu.
    Sin darse cuenta, Iruwe se había transformado en algo peor que el Demonio, en un espéctro del mismísimo averno, ya su mirada no era la misma, era otra persona. -Alejate Iruwe, ¡no te me acerques!, lo repudia Veisu, e Iruwe le dice, -Pero lo he hecho por ti, por ti lo he dejado todo, ¡renuncié a mi vida por la tuya!, exclama entre lágrimas. Veisu le pide al demonio que la devuelva a la muerte, y este cumple con su pedido, Iruwe cae destrozado en el suelo y el demonio ventajoso, no duda en convocar a todos los guardias para acabar con el caballero que tantos problemas le había traído.
    -Jamas te lo perdonaré, dijo seriamente Iruwe, y comenzó a luchar con los Guardias, pues no eran rivales para un caballero que había acabado con 20.000 soldados. No había dejado a ningún guardia vivo, solo quedaba el demonio quien comenzaba a retroceder, pues la furia de Iruwe no tenía límite, estaría acabado si luchaba con el. -Te dejaré un bello recuerdo, dijo Iruwe con una sonrisa irónica y se abalanzo sobre el Demonio cortando con su daga el rostro.
    No acabó con el Señor oscuro, quien sabe por qué, lo cierto es que Iruwe se dedicó a asesinar cuanto ser vivo se le cruce, pues se había vuelto adicto a la ira y a la sangre.

    ! Perdón si esta mal redactado en algunas partes, lo hice de imprevisto y con sueño, saludos.



  • Feli, hay algún que otro error, pero excelente igual. Que lindo verte escribiendo de vez en cuando, espero que andes muy bien.



  • Me gusta la presentación que le das a la historia y la imaginación que empleas.El relato está muy lindo y como siempre uno de los que más aporta en ésta sección, saludos!!.



  • Muy bueno, tendrias q escribir algun libro.



  • @BALiX:

    Feli, hay algún que otro error, pero excelente igual. Que lindo verte escribiendo de vez en cuando, espero que andes muy bien.

    Tenía sueño jaja, ¡gracias!

    @Incertis:

    Me gusta la presentación que le das a la historia y la imaginación que empleas.El relato está muy lindo y como siempre uno de los que más aporta en ésta sección, saludos!!.

    ¡Gracias!

    @Legion:

    Muy bueno, tendrias q escribir algun libro.

    ¿Decís que para tanto?, ¡Gracias!.



  • Muy bueno, la introducción a la historia me encanto!


Log in to reply