Proverbio disonante de un ermitaño.



  • .
    ****''Míralos, observad como se masacran entre ellos, desconocen el valor de un alma. La negligencia y la mediocridad de sus actos acabará con su raza. Segados por la avaricia y consumidos por la codicia profanan los bosques, extinguen las especies, destruyen sin piedad. Pocos son los que prevalecen en paz, una paz efímera que se extiende sólo en los más longevos. Pero hay algo sorprendente, en sus ojos predomina el miedo, resplandece como la luz del sol.''

    VanCleff, el viajero de las Sombras.**

    Fridish dhynen, gre'as'anto.**



  • Le pifié, me lo pasan a relatos plz?
    Gracias



  • ¿Pero y qué hay del placer, mi estimado Van Cleff? El placer de la masacre, de extinguir valiosas almas… Ya quisiera atravesar la añeja carne de tal ermitaño. Me pregunto en ese momento podrá sentir el mismo miedo que juzga en los ojos de aquellos en cuestión.



  • No le temo a la muerte, vivo hasta que un arme me arrebate la eternidad, todos debemos perecer ya que así está escrito en los pergaminos de antaño. Tus afrentas sólo son falacias ante mi presencia, nunca podrías hallarme en el bosque.



  • Habláis de avaricia como quién no quiere un alma. ¿Acaso no es eso una riqueza casi fugaz?… los dioses no buscan el oro.



  • Es un mundo pequeño mi estimado ermitaño, y los bosques empequeñecen con cada amanecer. No demoraremos en encontrarnos, más entonces lo comprobaremos… si acaso lo que se encuentra predestinado en ridículos y viejos papeles puede más que la voluntad del acero.



  • Misericordiosos y desdichados drows que yacen mustios sobre el pedestal de Lolth, aguardando que su ultima hoja se desplome por el talud de la vida. Desleales sean los que corrompan y desdeñables los que deserten, pero recuerda profeta que debes amar y no temer al sordo despertar, inquietarte pero no enajenar ante una vida que decanta en penas, divino efluvio sera de aquel rió piadoso que recorra el páramo de tu mente hidratando tus pensamientos, y luego vertiéndolos en el océano de la bondad.
    Los mas cobardes serán los que sobrevivirán pero se encargaran de divulgar las crónicas, para que luego los bardos declamen sus historias, dulces y bellas odas para la posteridad, ellos mismos serán los que honraran el obituario de los nombres caídos, de los que perecieron por ellos y por si mismos.



  • La victoria es una virtud efímera, irreal, pues en la eternidad se esconde un constante ir y venir que determina el equilibrio del bien y el mal, así como las olas sobre la orilla dejan su huella en la humedecida arena para luego de unos instantes presentarse nuevamente.
    Sería un error creerse dueño de esta virtud, uno no lucha para encontrar la victoria sino para cumplir con su destino y mantener el equilibrio, todo ya fue escrito por Eru.

    Asi lo comprendió el espiritu que habitaba en el cuerpo elfico de Eruwen justo en el instante en el que la inmortalidad golpeaba su existencia, dejando lo terranal, volviendose eterna, volviendo al origen, para cumplir el ciclo, inundando los ojos de Zarommir, endureciendo su corazón.


Log in to reply