Historia de una gran guerrera



  • Capítulo I
    Todo comenzó hace mucho tiempo, cuando mis padres vivían felices y decidieron traer una vida al mundo: yo.
    Nací una tarde soleada y llena de paz en una gran ciudad donde habitaba el Rey, llamada Banderbill. Mi padre, era perteneciente al Ejército Real. Mi madre, una gran mujer que se ocupaba de su familia… toda una luchadora de la vida.
    Decidieron elegir Zienz como el nombre que me acompañaría toda mi vida.
    Mi infancia era feliz, jugaba con los niños del lugar, pasábamos horas jugando a las escondidas. Tenía todo lo que podría querer, pero un día todo eso iba a desaparecer.
    Cuando tenía ocho años, tropas del Ejército del Caos invadieron la tranquila ciudad donde mi familia y yo vivíamos. Mi padre junto con el resto del Ejército Real se sometieron a una terrible y sangrienta batalla contra los fieles al Demonio. Entre toda esta guerra, mi madre me llevó a un refugio. Desafortunadamente, la encontraron y se la llevaron con ellos.Yo me escondí en un rincón donde no podrían verme. Al cabo de algunas horas cuando ya no oía mas nada, decidí salir de mi escondite y logré ver todo destruido, mucha gente que había muerto. Era una escena triste y muy angustiante.
    Busqué a mis padres, pero no los encontré. Mi llanto no cedía, mi dolor era enorme. Al cabo de unos minutos, un monje se me acercó y me dijo “niña ven conmigo”, me tomó de la mano y me llevó a una pequeña capilla; “¿qué hacemos aquí?” le pregunto, “aquí estarás a salvo y yo criaré de ti” me responde.

    Capítulo II

    Cumplí mis dieciséis años y decidí comenzar a entrenar, ya que me planteé una meta: ser parte del Ejército Real en honor a mis queridos padres.
    Me hundía en el bosque todos los días para aumentar mis tácticas de combate. Un día el monje descubrió mi entrenamiento y me preguntó si me gustaría que él me ayudara, “sí, por supuesto” fue mi respuesta.
    El monje me comentó que hay muchos tipos de clases de individuos a los cuales me podría enfrentar en un futuro. Uno a uno me fue mostrando y enseñando sus formas de luchar, de defenderse y sus puntos débiles. Tanto así, que me mostró que yo era un ser especial, “tú eres una clériga, tienes el don de luchar con armas, así también como con la magia y juntos son muy poderosos si sabes implementarlos de forma correcta”, me señaló. “Enséñame a utilizar la magia, monje” dije yo muy ansiosa. Fue entonces, que comenzó mi camino hacia mi meta.
    El monje me enseñó sus tácticas y modos de lucha, me enseñaba conjuros de todo tipo. Entrenábamos duro cada día, no importaba si estaba soleado o si llovía torrencialmente, nada me detenía de mi aspiración de cumplir mi meta. Veía esa determinación en mí y, aunque su cuerpo me parecía cansado, seguía practicando a mi lado.

    Capítulo III

    Ya a mis dieciocho años de edad, decidí enlistarme en el Ejército Real de Banderbill, mi nativa ciudad. Concluido esto, me despedí del hombre que me cuidó, crió y enseñó todo.
    Emprendí mi rumbo hacia la dichosa ciudad de Ullathorpe; el monje me había dicho que ahí podría encontrar una oportunidad de pertenecer a un clan.
    Al llegar, vi mucha gente caminando hacia todos lados; gente comerciante, que tenía en su poder varias cosas interesantes para vender o cambiar.
    Pude lograr establecer diálogo con algunas personas del lugar, las cuales me trataron muy bien.
    Caminando por la ciudad logré ver a una persona con una distinguida armadura perteneciente a la Armada muy similar a la que yo poseía. Me acerqué, muy vergonzosa e intenté platicar con éste. Al cabo de una charla muy amistosa y agradable pregunté con pudor: “¿podría yo pertenecer a su honorable clan para poder luchar contra las fuerzas oscuras?”, me sonrío y me hizo un par de preguntas; luego de éstas me dice “puedes entrar a nuestro clan”. Es así como hoy en día pertenezco a un clan maravilloso con mucho orgullo y con ganas de crecer y aprender cada día más.
    Tanto esfuerzo y tanta lucha rindieron sus frutos y logré llegar a mi anhelada meta. Fín

    Ojalá les guste, lo hice con mucha dedicación y cariño.
    Agradezco a Gretu que me ayudó con algunos errores.



  • Muy linda la historia! Te felicito!



  • ​Muchas gracias!



  • Me gusto mucho 🙂 estaria bueno que lo sigas.


  • Banned

    Me gusto mucho ya desde que se hace armada empieza a tomar sus propias decisiones.



  • Me gusto mucho la historia, la verdad te felicito, me entretuve bastante.

    @Sheii:

    decidieron traer una vida al mundo: yo.

    Bueno te cito eso, porque para mi queda feo poner "YO", solo es una opinión.



  • Mucha gracias, me alegro que les guste ya que es mi primer historia.
    Lukiitas B~ voy a tener en cuenta tu opinión, gracias!



  • Muy linda la historia, espero tus próximos capítulos y que prosigas la historia, se agradece el aporte, muy apreciable.



  • Esta es una corta historia, pensaba dejarla con estos tres capítulos y luego escribir otra diferente que conste de un capítulo por semana o algo así.
    Me gustaría saber qué piensan acerca de esto, si les gustó esta historia aplicaré lo anteriormente escrito.


  • Concilio de las Sombras

    Muy linda historia, me gustó la simpleza y lo bien redactado que lo hiciste!


Log in to reply