Nueva versión.



  • Las tierras del sur están sufriendo numerosos cambios, variaciones, alteraciones. Entramos en una etapa vertiginosa llena de sorpresas y asombrados nuestros ojos se sumergen a lo desconocido, buscando maravillarse.
    Estas tierras siempre tuvieron esas distintivas características que las hacen mágicas en todo momento. Siendo tan hostiles, agresivas, indomables, como también apacibles, tranquilas, amigables.
    Recuerdo innumerables historias de pescadores, taladores, carpinteros, mineros, comerciantes, así también de nobles guerreros que se adentraban a las zonas más temibles de las tierras, sin temor a perder sus vidas.
    La vida es buena en las sagradas tierras del sur. Se pasaron momentos extremadamente buenas, lleno de añoranzas, gratificación, emoción, pero también por momento muy duros de escases que hacia doblegar a sus ciudadanos, debilitar las ciudades, llenar los corazones de dolor, las almas de lamento, desesperación y temor. Golpes duros que unos pocos pudieron soportar. Pero la llama nunca se extinguió y un guerrero jamás está vencido si tiene la suficiente fuerza como para empuñar su espada y dar pelea. Es así cómo las tierras del sur se transforman, emergen nuevas emociones, sensaciones, sentimientos. Se visualizan distintos horizontes y los guerreros lo saben muy bien, lo olfatean y están deseosos de nuevas aventuras, de nuevos desafíos, de nuevos retos.
    Se aproxima un viento nuevo, fuerte y fresco. Las barcas, galeras y galeones lo pueden sentir en la inmensidad de los mares. Solo resta desplegar las velas y dejarse llevar hacia lo desconocido.
    Es hora de estar preparados, atentos, expectantes. Es hora de una nueva etapa.

    alt text

    Relato breve y presuroso, dedicado a la nueva etapa que vendrá. Espero que lo disfruten



  • This post is deleted!

Log in to reply