El Amanecer sin Sol (2)



  • Los líderes de estos ejércitos reencarnaron como humanos, El Sol por un lado y la Sombra por el otro. El cuerpo del Espíritu del Sol era de un hombre con rizos rubios, sus ojos de color rojo, y una espada dorada, el espíritu de la Sombra era de un hombre de color negro, con sus ojos negros totalmente, una espada negra con rayos color violeta.
    Los ejércitos iban acercandose a el Desierto para librar su batalla y para ver cual de esos dos ejércitos era el mejor. El Líder de los Defensores del Sol se llamaba Aumhtk, y el de las Sombras era Okurth. Los líderes se acercaban más y más. En el horizonte se ve a un ejército, Vyrthz con todas las ancias de pelea va casi al frente, al lado de Kenthor gritándo fuertemente a los rivales.
    Los poderosos ejércitos se van acercando más y más.Pero los generales del ejércitos de Los Defensores del Sol habían planeado una estrategía para poder tener más bajas enemigas. Unas águilas gigantes llevaban a los enanos con arcos y flechas volando por el majestuoso cielo, las águilas tenían grandes rocas para lanzar sobre el enemigo, y al debido punto que llegan los arqueros encima de las águilas despliegan sus flechasy las águilas sus rocas. Muchos caidos por parte de los Oscuros, pero las fuerzas superaban 3 a 1 en número, y los Defensores tenían mejores habilidades.
    En un momento Vyrthz logra localizar al líder oscuro y empieza a tirarle Apocalipsis para poder derrotarlo, pero era insignificante, era demasiado poderoso. Los oscuros van avanzando, cada vez con más potencia, más fuerza y muchos mas golpes. Vyrthz asolado de lo que estaba viviendo y mirando frente a sus ojos se queda paralizado, un soldado de los oscuros se acerca con su Hacha para poder terminar con la vida de aquel Gnomo, pero Kenthor ve al del ejército oscuro acercandosé e intercepta el ataque con su propio cuerpo, Vyrthz reacciona y logra matar al soldado contrincante. El gnomo lo mira a Kenthor con sus ojos llorosos ya que él fue el primero que confió en él, trató de curarlo, hacer todo lo posible, pero ya era demasiado tarde, Kenthor va cerrando sus ojos poco a poco y finalmente muere en sus brazos.
    El ejército oscuro está tomando el control de la batalla, y el líder de los Defensores del Sol, el mismo dios del Sol en persona está siendo atacado por una enorme horda de los oscuros, El poderoso dios trata de pelear por su vida, la cual estaba a punto de terminar. Vyrthz lo ve y se acerca corriendo para defenderlo, no ve a los otros enemigos, solo a los que atacaban a su líder. El gnomo enfurecido por una rabia y mucha tristeza por la muerte de su amigo Kenthor, va con todo su poder y arraza a los que atacaban al líder. Pero los oscuros eran mucho más y cada minuto que pasaba era como una puñalada en su corazón por cada caido de su ejército.
    Los oscuros rodean al dios del Sol y lo atacan con ferocidad y mucha fuerza bruta, ya que ellos eran bestias y no humanos, elfos, gnomos, enanos ni elfos oscuros, Y con último aliento el dios del Sol dice -Vyrthz y el gnomo logra oirlo y lo ve desplomarse sobre el frío suelo.
    Los oscuros festejan diciendo -¡El Sol ha caido! De repente el cielo se oscurece, el sol había desaparecido. Pero los Defensores del Sol aún no se rendían, continuaban con la batalla para poder hacer algo y vengar la muerte del Dios del Sol, pero cada vez parecia que no podían lograr ganar aquella batalla feroz, Vyrthz tirando poderes por todo el campo de batalla logra hacer muchas bajas enemigas, el resultado estaba igual a igual, pero con una diferencia, ellos tenían a su líder pero estos no. El Dios de las Sombras decide atacar a varios del Ejército contrario, logra demasiadas bajas, así que eran la mitad que ellos, los oscuros arrazan con los Defensores del Sol, hasta que por último queda Vyrthz con vida, el único de los Defensores del Sol.
    Entonces el Dios de la oscuridad lo mira y se rie, su voz sonaba como si se rieran 4 personas. Vyrthz casi sin energía decide tirarle Apocalipsis, pero le fue en bano. Vyrthz se agacha, se pone de rodillas pero con una sola pierna y pide que lo asesinen con honor, entonces se acerca el mismo Dios de la Oscuridad y pone su filosa y legendaria espada arriba de su cabeza, Vyrthz mirando al suelo en busca de su muerte recuerda todo lo que le enseñó Kenthor y cierra los ojos muy sigilozamente hasta que el Dios de la oscuridad lo asesinara, y eso pasó. Vyrthz muerto sin cabeza, se veian miles de cuerpos con armaduras brillantes sobre el suelo, las cuales eran de los Defensores del Sol, una brisa acariciaba sus cuerpos sin vida. Los oscuros reinaron para siempre creando horror y pánico a todo el mundo y entonces el planeta vivió en tinieblas por la eternidad.
    Pero Vyrthz siempre recordará las palabras del Dios del Sol diciendo su nombre…

    Bueno, espero que le haya gustado, no tiene un final feliz porque me parecía lo correcto. Lean la primera parte, gracias.

    Acepto críticas constructivas para poder usarlas en un futuro.


  • Banned

    Muy lindo relato, esta bueno que el final sea tragico, no siempre todo tiene que terminar bien 😛

    Saludos!


  • Banned

    Está bueno, sinceramente no me atrapó mucho… me parece que fuiste directo a la batalla y hubiese estado bueno que el relato lo desarrollaras un poco más antes de este encuentro, así le dabas un poco de intriga.
    La parte de las águilas y las rocas es muy Narnia 😛



  • **Me gustó mucho el final, de vez en cuando esta bueno que los malvados se lleven la victoria. De nuevo te vuelvo a decir como en la primera parte que no te apures a la hora de relatar, es mejor ir con calma generando ansias y curiosidad en el lector lo que hace mas atrapante el relato, también estaría bueno que desarrolles mas la Batalla, que se detalle para poder imaginarlo mejor.

    Saludos, espero mas relatos :)**



  • Gracias a todos y les juro que la próxima vez me voy a esforzar mejor! Les agradezco a todos por sus comentarios.



  • **Muy buen relato, te felicito 😉

    Suerte.**



  • Gracias, agradezco a todos por sus cálidas palabras.


Log in to reply