LydherN: La Batalla Final [Cap. II]



  • La turbulenta navegación de los Armadas se acerca hacía los legionarios que ayudaban a LydherN. Un DIOS le avisa a ellos que se acercan los del Ejército Real, entonces el Capitán de los Legiones piden que todos se preparen par la batalla. Los clérigos y paladines alistan sus dos filos, escudos y cascos, los bardos acomodan sus escudos, los cazadores arman sus flechas en sus arcos, los druidas tiran sus fuego fatuo para ayuda y los magos se ponen sus sombreros y sus báculos, la batalla está por comenzar…
    Los armadas se dirigen a Deadly Room con sus armadura con brillo y llena de luz. Los legionarios esperan atentamente e idean una táctica para poder aniquilar más rápido a aquellos ciudadanos. LydherN dice que algunos salgan y que los atrapen por atrás.
    Los Armadas llegan al lugar, se escucha un alarido grito de guerra del Concilio Drychy -¡Al ataque! ¡A por esos sucios ciudadanos!
    Se cruzan, golpes, flechazos, hechizos, la ayuda de los fuego fatuo ayudó bastante en la lucha.
    Los demás legiones que se encontraban afuera entran y los sorprenden por atrás, el Consejo “Lord Belial” pide la retirada, sabía que tenía pérdida ésta batalla y opta por retirarse. LydherN lo va siguiendo, el poderoso paladín se queda sin pociones azules, LydherN lo inmoviliza y Lord Belial sin maná para removerse intenta tirarle golpes al aire. Pero de repente el Consejo lo mira fijamente y se acuerda de la vez que atacaron su aldea a las afueras de Nix y grita –Detente chico, yo te conozco. LydherN sorprendido no lo ataca e intenta saber que sucede y le dice fuertemente -¿Cómo me conoces? Si nunca te he visto, insecto.
    Lord Belial mirándolo fijamente le dice –Yo soy el causador que aniquiló tu aldea a las afueras de Nix, esa raza Elfa Oscura llena de maldad ofrecía tributos al demonio y hacía brujería y nosotros, los armadas no toleramos eso y decidimos exterminarlos. LydherN con una rabia incontenible le dice –Maldito, acabaste con mi familia. Ahora es tu turno.
    LydherN con una apuñalada en la cabeza y con Apocalipsis logra asesinar al Lord Belial.
    El pequeño niño de la aldea se ha convertido en todo un adulto, siguiendo su venganza hacía los armadas sigue en busca de ellos.
    Un día estaba en la taberna bebiendo unas cervezas con los Líderes faccionarios y algunos caóticos. Por un rincón ve a una Humana desconocida y le pregunta -¿Hace cuánto vienes aquí? Ella le responde –Hoy, porque he dejado mis tierras y decido unirme a las fuerzas del demonio, ¿Tú de dónde eres?
    LydherN contesta –Soy de la aldea de las afueras de Nix, mi familia fue asesinada por los del Ejército Real. Soy el único Elfo oscuro que sobrevivió en esa aldea.
    Ella lo mira exaltadamente y le dice –No, tú no eres el único. ¿Lord Thek es Elfo oscuro, cierto?. LydherN responde –Sí ¿Por qué? La humana desconocida responde –Lord Thek también era de esa aldea, su padre Lord Thek era el demonio anterior, pero ese día le dijo a su hijo que huyera y le dejó una carta diciendo que él era el heredero de su trono, El Lord Thek de ahora se llama “Lord Thek JR.” Él no es el mismo demonio de hace varios años. Él es su hijo.
    LydherN inquieto va en busca de Lord Thek para explicaciones. Entra a su castillo y le dice –Mi Lord, me han dicho que usted es hijo de Lord Thek, usted estuvo en mi aldea y sobrevivió igual que yo, pero usted era más adulto.
    Lord Thek le respondió con la verdad diciendo que era cierto y le mostró la carta que le dejó su padre en su lecho de muerte.
    Con el tiempo eso pasó. Un día llega una carta del Rey diciendo que reclamaran todas las tierras en busca de paz y prosperidad para todos en el Reino. Los caóticos furiosos por aquella carta, LydherN ya formaba parte del Concilio de las Sombras guía a los Caóticos junto a los demás al bosque para la guerra…
    Los Concilios se dirigen hacía Banderbill para atacar al Rey y a sus súbditos, se reúnen mas o menos entre 200 y 300 caóticos, los del Ejército Real eran 500 soldados, los superaban en número, pero no en habilidades. Los legionarios con una rabia incontenible gritan fuertemente y se meten a Banderbill, inmovilizan a los guardias y los del Ejército Real ya estaban preparado para lo peor.
    Los líderes faccionarios montados en caballos negros y los caóticos a pie, los Consejo en montados en caballos blancos y sus soldados a pie.
    Se escucha la voz de Drychy diciendo –Caerán ante nosotros, estúpidos!
    Lord Belial dice –Eso jamás, malditos del demonio.
    Cada vez se van acercando y gritando se sus voces se escuchaban hasta el Sur, se oían hasta Ullathorpe, la ciudad capital.
    Una vez cerca se encontraban los cazadores legionarios en una montaña esperando a los Armadas para emboscarlos desde arriba y lo logran, los del Ejército se van acercando y se ve una lluvia de flechas en el cielo para los Armadas, todos ponen sus escudos al aire pero mueren muchos por sus flechas incendiarias. Los legionarios combaten por mucho tiempo al igual que los Armadas. Hay sangre por todos lados, de caídos ciudadanos y criminales, por parte de los dos lados estaban igualados. LydherN y unos caóticos mas idean una estrategia como la que hicieron en Dungeon Veriil para acabar con los Armadas. Corriendo por bosque de jabalíes, bosque de osos llegan a la prisión, liberan a los criminales presos ahí pero con una condición de que lo ayuden, los criminales encarcelados aceptan y los liberan. Tantos criminales y legionarios atacan por detrás a los del Ejército Real, haciendo tanto daño como es posible, en el medio de la batalla se derramaba sangre por todos lados, golpes, hechizos, flechazos, demasiados muertos en guerra, era demasiado terror, ¡Una guerra infernal! Los legionarios logran acabar con todos los armadas y Lord Thek se sienta en el trono del Rey y reclama todas las tierras para hacer fiestas y caos. LydherN se sienta en el trono de Lord Thek en Ciudad Oscura como 2do Rey.
    Finalmente LydherN logra su venganza y ser Gobernador de una Ciudad, llena de fiestas, alcohol y descontrol, sólo querían divertirse.

    Es la primera historia que escribo, éste es el capitulo II, gracias a todos por leerlo.
    Pertenezco a la Armada, pero me gustó la idea porque no se me ocurría nada con el Ejército.



  • Muy buena historia, me gusto muchísimo, mucha mas acción de la que pensé, me imaginaba a todos los cazadores tirando flechazos por doquier jajajaja. Muy buen relato, y el final es muy alocado jajaja, me encantó.



  • This post is deleted!


  • This post is deleted!


  • This post is deleted!


  • Jajaja, gracias por las palabras, espero poder seguir haciendo mas porque desde hace pocos días me gustó hacer esto del **ROL.

    Gracias a todos**

    Edit: Espero que más gente comente, por favor. Críticas constructivas.


Log in to reply